El arte de empaquetar I: el sello de lacre sigue vivo

Hoy en día el diseño del packaging se ha convertido en parte esencial del proceso de consumo como hemos podido observar en entradas anteriores. El atractivo físico de un producto puede llegar a ser un punto clave en la toma de la decisión de compra frente a un lineal. Así bien, muchos de estos productos, que adquirimos en grandes superficies, han sido fabricados en serie y su packaging forma parte de una determinada estrategia de marketing de la marca.

Sin embargo, el packaging es algo más que una estrategia de venta. Lejos de una visión mercantilista, descubrimos que también se trata de un arte. En la ejecución de un empaquetado o envoltorio se pueden dar la mano diversas técnicas artísticas que den como resultado toda una obra digna de admirar y conservar.

En esta ocasión, hablaremos de la utilización de un método muy antiguo, el sello de lacre, empleado para el sellado de la correspondencia o la paquetería, aunque en la actualidad se utiliza con fines decorativos.

Los sellos de lacre proporcionan un toque antiguo y elegante. Un ejemplo de ello, lo encontramos en los paquetitos de Mithra.

Mithra es una tienda especializada en copias arqueológicas, situada a escasos metros del famoso Teatro Romano de Mérida. Al entrar en su interior, uno parece viajar en el tiempo. Es un lugar donde se cuida hasta el último detalle. En la imagen superior, observamos la presentación de uno de sus empaquetados para colgantes inspirados en los antiguos relojes de sol. Con el fin de ofrecer un packaging acorde con el producto, los comerciantes han optado por utilizar una bolsita de arpillera y una pequeña cuerda en la que se sitúa el sello de lacre, imprimiéndole carácter y autenticidad al objeto adquirido.

El motivo del sello es una flor hexapétala, un adorno utilizado en las casas romanas como elemento protector del hogar según creencias pre-cristianas. Este pequeño guiño forma parte de uno de los tantos detalles que hay que tener en cuenta a la hora de conquistar al cliente.

No obstante, otra de las funciones que tiene el sello de lacre, a parte de embellecer el producto, es la de garantizar que no ha sido manipulado. Esta finalidad se observa, por ejemplo, en los envases de algunas marcas de vinos o licores. En definitiva, vemos cómo una técnica con cientos de años de antigüedad sigue estando viva gracias a su empleo en el mundo del envoltorio y embalaje.

Y es que ahora el CÓMO se comió al QUÉ, ya no importa lo que vendes sino cómo lo vendes.

Packateca

Anuncios

6 pensamientos en “El arte de empaquetar I: el sello de lacre sigue vivo

  1. Mi querida amiga Irene!!!
    No sólo me ha gustado, me ha parecido precioso!! Una ´labor que tendríamos que emplear para todos y no olvidarnos de tantos pequeños detalles que hacen que nuestra vida sea siempre rica!!!
    Muchas gracias!!! un beso enorme!!!! Luisa ( MITHRA)

  2. Pingback: Los 10 packagings de chocolate más irresistibles | Packateca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s